El que ama se concentra en el otro

Esto ya lo había posteado. Hoy lo recordé y cuando lo quise consultar ya se había perdido entre tantas ediciones y recortes que ha sufrido este blog. Total, aquí está de nuevo :)
 
William James dijo que "todo mundo sabe lo que es la concentración. Es tomar control de la propia mente, en forma clara y vívida, para conducirla por uno de los varios caminos que simultánea y constantemente se le presentan. La esencia de la concentración es su capacidad de atender de manera enfocada. Implica siempre la renuncia a algunas cosas para atender efectivamente a otras."

La concentración es la base del pensamiento eficaz. Y además literalmente salva vidas. El 80% de los accidentes de automóviles en Estados Unidos son provocados por la falta de atención.

La concentración es también el pilar del amor. La forma primordial que toma el amor es la atención concentrada en otra persona. Cuando amamos a alguien, lo primero que hacemos es prestarle atención. Según P. M. Forni, profesor de la Johns Hopkins University, "la membresía al género humano trae consigo la expectativa de que vamos a otorgar un alto grado de atención benevolente a otros seres humanos. Aquello a lo que le prestamos atención, da frutos; aquello que desatendemos, se marchita". El que ama presta atención, es decir, se concentra en el otro.