El 2010

Pues ya se acabó el 2010 y no haré post de recuento porque estoy enojada con el 2010. No se merece ningún homenaje. El 2010 se llevó a mi abuelito y eso es lo peor que pudo hacer.

Bueno no, yo se que pudo haber traído más catástrofes y tragedias a mi vida, pero como ésta ha sido la peor que me ha pasado, entonces ha sido decretado por mí como el año más malo.

El 2010 trajo además el largo episodio de malestares físicos, tumores que nunca supimos si en verdad existen y hasta el colmo con el contagio de varicela. Lo que lo balanceó fue la presencia de MOmio en mi vida, el encontrar mi primer trabajo remunerado, mis pitufines y los episodios de apoyo y amor con mis amigos y familia.

El 2010 compite fuertemente con el 1991, año en que me amputaron. Aún así, aún no decido que año me cambió más drásticamente la vida.

Así pues, ahí viene el 2011 y la tiene fácil para superar a su antecesor. Esperemos que se aplique y que sea un año de muchas bendiciones y puras cosas buenas en mi vida y en la de todos los que me rodean.

2011 tengo fe en ti. No me falles!
Salud por lo que viene!

3 comentarios:

  1. Dicen que los años impares son buenos... Esperemos no?

    ResponderEliminar
  2. Yknil: Hola! Recibí tu comentario, me pareció muy honesto y personal, muchas gracias! ¿Te parece bien si lo dejo sin publicar?

    Te mando un abrazo :)

    ResponderEliminar