Cansada y Feliz!

Estoy teniendo días agotadores. Físicamente, intelectualmente, emocionalmente. Tengo tantas cosas que aprender… cargo una libreta todo el tiempo, pero honestamente ni tiempo me da de tomar las notas. Tengo que mantenerme todo el tiempo alerta, atenta, concentrada, amable, accesible, sonriente, uff!

El tiempo se me pasa volando, siento que paso más tiempo en el tráfico que lo que paso trabajando. No me pesa para nada el trabajo, lo que me aturde en realidad es el tráfico y las distancias. Ya probé 3 rutas diferentes y no hay a cual irle, en esta ciudad definitivamente no hay opción.

No exagero si digo que, desde que llego hasta que salgo no tengo tiempo ni de servirme un café y eso que cuando llego ya está lista la cafetera de mi oficina. Pero… me encanta el ajetreo, je je je.

Escucho constantemente mi vocecita interior decir “Wow, en serio estamos aquí?” ahí, donde siempre quise estar. Miro mucho a mi alrededor, intento aprender de todo. Imagino el hamster dentro de mi cabecita, corriendo a todo lo que da dentro de su ruedita, jajaja.

Este trabajo me pone de buen humor.

Ah y una cosa por último! Hoy que regresaba en medio del tráfico, venía escuchando en el radio Monitor de la tarde-noche, con Enrique Muñoz. Es un noticiero, pero estaba recibiendo mensajes donde la gente le hacía sugerencias para la música de las cortinillas. Las recomendaciones eran de lo más variado e iban desde Frank Zappa hasta a RBD. Pasando por Alejandro Fernández, Gloria Estefan, la Sonora de Margarita, Barry Manilow, Valentín Elizalde, Chicha Peralta, Micheal Bublé… en fín, de todo!. A mi se me ocurrió escribirle un mensaje de texto sugiriendo que escuchara los covers de Westlife del Love Album o los del disco de Allow us to be Frank, del tributo a Sinatra y que creen? Que leyó mi mensaje al aire y en el siguiente corte comercial me puso Uptown Girl casi completa! uyyy lo amé, me hizo la noche.

Me voy, porque créalo usted o no, muero de sueño y aún no son ni las 11 de la noche. Se terminó mi vida de vampireza. Pero… estoy feliz!

El sueño de mi vida!

Hoy di mi primer paso en el que es el más grande sueño de mi vida. Y por supuesto estoy feliz!

Desde mañana atravesaré la ciudad, pasaré probablemente más de 3 horas en el tráfico capitalino, me advirtieron de mal pasadas con mucho cansancio y 8 horas de jornada diaria y todo ello sin paga ni privilegios de por medio. Y todo me parece perfecto.

Hoy me presentaron un poco de lo que será mi trabajo y me emociona muchísimo.

A media mañana tuve un momento difícil porque sentí que me iba a desmayar, pero no por el trabajo sino porque la zona del edificio donde estábamos está cerrada herméticamente y no corre el aire y yo sentía que iba a visitar el suelo, pero me dije a mi misma que eso de desmayarse en el primer día de trabajo deja muy mala impresión, así que reuní todas mis fuerzas y aguanté hasta que salimos de ahí, y los demás sólo comentaron que “se me había ido el color” y yo sonreí y dije un fingido “En serio? Que raro”.

Bueno, como estaré de entusiasmada con esta nueva aventura que imagínense que me subí al elevador como 10 veces en el día! Ahí hay que moverse para todo en elevador porque son muchos pisos y 2 edificios así que ni modo, me armé de valor, me olvidé de mi fobia y ahí les voy, de arriba para abajo y casi sin miedo, jujuju.

Y eso si, llegué a casa toda adolorida, cansada, hambrienta, somnolienta, con ganas de contarles a todos pero sin ganas de hablar (cosa rara en mi). Hasta aquí llegó mi ritmo de vida disipado. Adiós a las desveladas hasta las 4 o 5 de la mañana, a partir de hoy me portaré bien.

Me voy, pero ya saben, a partir de hoy: “Doctora Lilián”, por favor. Que el título y la bata son parte de mis prestaciones! Juar!