Anthre, el niño perfil de oro

Cuando empecé a escribir un blog lo hice primero en un espacio privado, en un Live space a donde sólo pueden acceder los miembros de mi lista de contactos de messenger previa autorización. Mucho rollo para entrar, como si lo que estuviera ahí escrito fuera muy confidencial.

Casi todo lo escrito ahí giraba en torno al mismo y choteado tema –demás está decir de que tema se trata- y de vez en cuando incluía fotos y letras de las canciones con las que me identificaba en ese momento.

Un día investigaba algo de Hematología y googolee “plaqueta”. Entonces fui a dar al blog de Plaqueta, en el post Plaqueta va con el Dr. Willy, morí de risa. Estuve un buen rato leyendo los post anteriores, no entendía muy bien como funcionaba eso de que alguien escribiera su vida y a los demás les interesara leerla. Se necesita una vida interesante, pensé. O a lo mejor el chiste radica en saber contarla.

Luego googolee la palabra blog: El término blog proviene de las palabras web y log ('log' en inglés = diario).

Regresé a curiosear al blog de Plaqueta y empecé a abrir los vínculos de su blogroll, había un homónimo de mi ex compañero de diplomado: Alfredo Mora. Entré.

Efectivamente no era un homónimo sino el mismo Alfredo Mora y un blog de admirar. ¿En serio eso escribe el mismo tipo que en una apuesta me puso precio equivalente a un par de boletos de los pumas?. En aquel momento yo no lo conocía tan bien y pensé que era una ofensa. Ahora que se que es Puma de corazón entiendo que fue todo lo contrario, ja!.

Después del diplomado hablaba de vez en cuando con él por messenger. Nada trascendental. Yo para él no era más que una niña fresa, cursi e incauta. (Aún recuerdo el día que me dijo “eres demasiada miel para mi” y yo me sentí terriblemente ofendida) El para mi era el archienemigo de El Jefe Callejas, y un pseudohippie, burgués hijo de papi pero con aspiraciones izquierdistas.

En alguna de esas pláticas salió al tema su tesis y me comentó la temática y que viajaría a la zona Zapatista para realizar su investigación. ¿En serio? Me causó interés. Se fue y seguimos en contacto cada vez que el accedía a la tecnología. Luego de 6 meses yo sentía que lo extrañaba. A su regreso, mi concepto de él había cambiado. Creo que fue entonces que empezó la amistad.

Cuando yo abrí este blog quería ser tan leída y popular como Plaqueta, pero escribir cosas de contenido y reflexión como Alfredo. Jijiji ilusa de mi.

A través del blog conocí a Sonny y descubrí que también era fan de Alfredo. Primero le presumí que yo lo conozco en persona y que hasta tengo muchas fotos de él y CON él jejeje, luego los contacté por messenger y tuvimos muchas buenas noches de largas pláticas y hartas risas. Sonny lo nombró El niño perfil de oro.

Meses después cuando se tituló me incluyó en las dedicatorias de su tesis. Bueno, la verdad yo siempre he creído que se trata de otra Lilián, pero él dice que soy yo y pues, me gusta creerle.

Hoy encontré un comentario suyo aquí. Yo ni pensé que él me leyera a mi (O sea, el si es un blogstar!) Y mejor aún, aparentemente a él le gustaría que yo escribiera de él, pues bien he aquí el post.

Si yo dedicara este blog a escribir post de mis amigos probablemente no acabaría en un buen rato. Últimamente sobre todo he recibido unas demostraciones de cariño y apoyo que no sólo no me imaginé sino que a veces creo ni siquiera merecer. Yo hubiese creído que mi círculo de amigos-amigos, los que se dice AMIGOS era estrecho, y estas semanas he descubierto con asombro y mucho gusto que no es así. Todos ellos se han portado como verdaderos ángeles.

Por ello, bien podría dedicarle un post a cada uno, pero entonces me arriesgaría a cometer la falta de olvidar alguno y ofender a alguien por equivocación. Entonces mejor no y sólo esta vez porque Anthre es especial, y porque en estos momentos compartimos un sentimiento y atravesamos juntos por una situación difícil: Intentamos dejar el café. (O al menos bajarle al consumo de cafeína) Snif.

Así pues, va aquí una dedicatoria a Alfredo Mora, el niño perfil de oro:

-Porque el primer post fue para ti, ¿te acuerdas?
-Porque alguna vez protagonizamos una novela juntos
-Porque hay un sitio en donde te pertenezco y de vez en cuando tú también me perteneces a mi
-Porque eres otro de esos tipos con mucho potencial de los que estoy segura que sabré en el futuro (y de los que me colgaré de su fama pa’ salir en la tele, segurito =P )
-Porque me debes un chocolatito batido con bailecito de cumbia incluido ;D
-Porque sólo contigo una conversación puede empezar con esa palabra en forma de pregunta, sin contexto y sin necesidad de explicación.
-Por la oportunidad de aprender a abatir prejuicios
-Porque yo también te amo


Ciber…?

5 comentarios:

  1. ¡¡Hola Lili!! ¿Cómo has estado? He andado perdida pero ya he vuelto y te estaré leyendo de nuevo. Mmm respecto a este post, creo que estoy confundida Anthre es Alfredo Mora? Y... también lo amas?? woooooooooow esa fue una super declaración de amor! :D jiji broma. Que tengas buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  2. Rockolita: Si! has andado perdida!! pero yo se que tienes mucho trabajo y pendientes, no te preocupes :D

    Sip, Anthre es Alfredo Mora, el niño perfil de oro.

    Y no fue "declaración" porque él lo sabe jejeje.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. JAjajajajaja. Se me caen los pantalones (literal, me los acabo desarmarrar).

    Para las y los curiososos: todas las pláticas de messenger con Lilián comienzan con un "¿Cibersex?", así, textual.

    Me fascinó el post. De verdad. a todos nos gustan los elogios. Pero sé que contigo todo es recíproco.

    Lo que me mató fue "seudohippie, burgués hijo de papi pero con aspiraciones izquierdistas".

    Jajajajajaajaa.

    El jefe Callejas mi archienemigo?

    No, nunca.

    Él sabe que no hay competencia: él es tuyo y tú eres mía.

    jajajajaja.

    TE amo, en efecto.

    ResponderEliminar
  4. Alfredo: Tu comentario me sonrojó. Por esta sonrisa y esta sensación que acabas de provocar es que te amo más aún.

    ResponderEliminar
  5. Es cierto: Perfil y personalidad de oro, entre muchas más cualidades...

    ResponderEliminar