A ver, como soy?!

Uno de los mejores maestros que tuve en la carrera se parecía a mi tío Juan Manuel. En la carrera nunca tuve clases que empezaran a las 7 de la mañana, hasta que tuve clases con él. Aunque el horario oficial dijera que cierta clase empezaba a las 7, los maestros avisaban desde el primer día que en lo sucesivo nos veríamos a partir de las 7:30, 8, incluso hubo quien retrasó el horario hasta las 9. Cuando no lo sugerían ellos, lo decidía el grupo por clamor popular y el maestro no tenia como oponerse porque de todos modos el grupo hubiera hecho lo que se le diera la gana. Hasta que tuve a mi “tío” de maestro, y todos supimos lo que era disciplina.

7:05 era la hora de tolerancia. Después de eso; falta. Los días que me tocaba clase con “mi tío” a las 7 era un suplicio ir en el tráfico y sentir que no llegaba a tiempo, o pararme temprano para esperar el camión antes de las 6 de la mañana y que tardara en pasar.

Ese maestro es un tipazo. Aunque cumple exactamente con el prototipo que yo tenía (y creo que mucha gente tiene) de un psicólogo: maravilloso terapeuta y con la vida personal hecha un lío. Aprendí muchísimo de él. Fue el primero que puso las clases en términos prácticos y (a pesar de que justamente su materia era Teoría de Psicología Clínica) nos comentaba anécdotas de su práctica profesional y nos cuestionaba con ejemplos de los que no vienen en los libros y sólo se aprenden con la experiencia.

Es además experto en Habilidades Sociales y Asertividad. Yo tomé un taller con él, en el intersemestral de 6to.- 7mo. y al final casi le mando hacer una escultura! Ja ja ja. Ese taller me cambió la vida, en serio!. Al menos le debo el haberme animado a ir en busca de un reencuentro que también marcó mi vida.

Las clases con él se volvían muy amenas, lo usábamos de consejero al pobre. Creo que no cubrimos ni la tercera parte del curso, pasamos todo el semestre comentando problemas clínicos y resolviendo problemáticas de otras materias o de la vida diaria. Fue en verdad muy enriquecedor.

De él fue de quien adopté la expresión "el mundo feliz de las rejas amarillas”. Decía que disfrutáramos nuestra vida de universitarios porque una vez que saliéramos de ese mundo feliz de rejas amarillas que es la universidad, afuera, la realidad del mundo laboral es muy distinta. Oh cuánta razón tenía!

Cada vez que utilizo una estrategia de las que aprendí con él, lo recuerdo y agradezco. Y hay algo en particular que me lo recuerda mucho. El dijo que las reacciones de las personas al saber nuestra profesión, podían clasificarse en 4:

a) Se frikea y piensa que los estás “psicoanalizando” con sólo mirarlos, y entonces deja de ser natural y la plática se vuelve mecánica y forzada.
b) Te comienza a contar sus problemas o los problemas del amigo-del-amigo y espera que se los resuelvas ahí mismo.
c) Te dice que es un aprofesión taaaan bonita. Que él o ella querían estudiar eso pero cambiaron de opinión o no lo concretaron, pero que a pesar de eso saben que tienen talento porque las personas siempre se están acercando a contarles sus problemas y hasta esperan que comentes con ellos experiencias laborales.
d) Pretende probarte y te reta con algo como “Aja? A ver, como soy!?”

Casi nunca falla.

Y lo mejor fue que también nos explicó como actuar ante esas reacciones y la que no deja de encantarme es la opción D. Según él lo que debíamos hacer era:

Sujeto: Y a que te dedicas?
Nosotros: Soy Psicólogo
Sujeto: En serio? A ver, como soy?!
Nosotros: Pues de entrada pendejo. Lo digo porque crees que yo sabría como eres con sólo mirarte e intercambiar unas cuantas palabras. Ahora que, si lo que quieres es un estudio más profundo pues aquí tienes mi tarjeta. Cuando gustes establecemos una cita y nos ponemos de acuerdo en horarios y tarifas para que obtengas lo que quieres, pagando por lo que vale mi trabajo.

XDD

Yo lo pienso cada vez que me pasa pero honestamente nunca me atrevo a responder así. Sólo sonrío y trata de explicar amablemente que mi profesión no funciona así. Aunque por dentro tenga risa loca recordando al profesor actuar la situación.

3 comentarios:

  1. Holaaaaaa! bueno ya me cai por acá x tu blog! también lo voy a linkear asi me es mas facil entrar!!! =) Me encantó el final de tu escrito jajajaja y si. Tal cual, Mucha gente asi le hace a los psicólogos!! Eres psicóloga entonces? Qué lindo. Yo voy a estudiar eso! jajajaja =) como ves?
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Uy q ue mal, yo te entiendo, a mi me dicen: "eres diseñadora??, oye, fíjate que mi tío que no tiene mucho dinero necesita unas tarjetas de presentación que..."

    Te entiendo en eso de que quieren que hagas tu trabajo de a grapa.

    ResponderEliminar
  3. jajaja uff doctora, pues que le pudo decir, en estos mismos momentos me vi reflejada en ti pero bueno mujer un saludote y mucha suerte es esto nuevo

    ResponderEliminar